Mitos y beneficios de la masturbación

La masturbación se define como la estimulación de los órganos genitales. Dicha estimulación puede realizarse tanto de manera individual, como estimulando los órganos genitales de otra persona, y, no tiene necesariamente que alcanzar el orgasmo. La masturbación se realiza habitualmente con las manos, aunque, pueden utilizarse diferentes juguetes sexuales que ayudan a aumentar el placer.

Masturbarse es una de las acciones más comunes que existen, y, todos lo hemos hecho alguna vez. En este artículo vamos a hablar de las diferentes formas de masturbación que existen, de los beneficios de la masturbación, y, de los falsos mitos que se han extendido a lo largo de la historia sobre esta práctica sexual.

Para poder hablar de masturbación debemos separar entre masturbación masculina y masturbación femenina.

Masturbación masculina

La masturbacion masculina

La masturbación masculina se realiza agarrando el pene en erección con la mano, y, deslizándola de arriba hacia abajo, buscando generar fricción con la palma de la mano. También se puede realizar agarrando únicamente la zona del glande con los dedos, rodeándolo con el dedo corazón, el índice y el pulgar, y, realizando el mismo movimiento de arriba hacia abajo. Esta zona del cuerpo masculino es la que posee mayor número de terminaciones nerviosas, dando lugar a un tipo de masturbación muy intensa. Además, muchos hombres disfrutan de la estimulación de otras zonas erógenas masculinas, como son los testículos, el ano o los pezones.

También se pueden utilizar otras técnicas masculinas de masturbación, como la masturbación a dos manosEsta técnica es una mezcla entre la masturbación clásica y la estimulación del glande, ya que coloca la primera mano sobre el pene, y, la segunda rodeando el glande. Se trata de una técnica muy satisfactoria para hombres con penes grandes. Otra opción es realizar la técnica clásica inversa, que consiste en colocar la mano sobre el pene, pero, dada la vuelta. Esta técnica permite realizar una estimulación testicular mientras se realiza el movimiento.

Para mejorar la calidad de la masturbación se suele utilizar lubricante, ya que el hombre no genera lubricación natural. Únicamente, el hombre genera líquido preseminal en situaciones de máximo placer, un líquido diferente al semen que sirve para limpiar la uretra y que no contiene espermatozoides.

Asimismo, existen diferentes juguetes sexuales para hombres destinados a mejorar la masturbación. Por un lado, tenemos los juguetes masturbadores masculinos, juguetes sexuales que cuentan con sistema de vibración, modo masaje y diferentes funcionalidades adicionales. Por otro lado, están los huevos TENGA de masturbación, que son huevos de silicona que se utilizan introduciendo el pene en el interior, y, realizando el movimiento de masturbación antes mencionado.

Masturbación femenina

La masturbacion femenina

La masturbación femenina se realiza estimulando la zona del clítoris, mientras se introducen los dedos en la vagina, aumenta de esta forma la sensación de placer. La técnica más habitual y satisfactoria de masturbación femenina consiste en acariciar con un dedo el clítoris, a través de movimientos lentos de arriba hacia abajo y pequeños pellizcos. Este tipo de estimulación es muy potente, por lo que, debe ser progresiva, aproximando los dedos con suavidad.

Otra técnica bastante habitual de masturbación consiste en introducir los dedos corazón e índice entre los labios de la vagina, ejerciendo presión con la palma y ejecutando pequeños golpes en el interior de la vagina. Esta forma de masturbación se puede combinar con la estimulación clitoriana antes mencionada.

Por último, una técnica muy habitual en las mujeres es la estimulación del punto GPara este tipo de estimulación se requiere una posición tumbada cómoda, con las piernas ligeramente flexionadas. A partir de esta posición, se deben introducir los dedos en la vagina, con la palma de la mano hacia abajo, y, estimular el punto G, situado en la parte superior de la vagina. Esta estimulación es la que provoca el «squirting» o eyaculación femenina.

Para mejorar la masturbación, como sucede en el caso de los hombres, se recomienda el uso de lubricantes sexuales. La mujer, al contrario que el hombre, si que genera lubricación propia cuando está excitada, por lo que la vagina se humedece. No obstante, la zona del clítoris no recibe esa lubricación, por lo que si vamos a estimular el clítoris, se deben introducir los dedos en la vagina, o, se debe usar saliva y/o lubricante.

Como sucede con el hombre, existen numerosos juguetes sexuales para la masturbación femenina. En la actualidad, existen complementos para realizar todo tipo de técnicas de masturbación. Por un lado, tenemos los succionadores de clítoris, destinados a estimular mediante impulsos eléctricos el clítoris. Por otro, están los vibradores tradicionales de un cabezal y los dildos, destinados a la penetración vaginal y la estimulación del punto G. Por último, los vibradores para el punto G y el clítoris cuentan con un doble cabezal que estimula de manera simultánea ambas partes.

Mitos y leyendas sobre la masturbación. Descubre que no sabías sobre la masturbación

A lo largo de la historia se han extendido numerosos mitos sobre la masturbación, desde que provocaba efectos secundarios como la ceguera o la alopecia, hasta que reducía el placer sexual, minorando la sensibilidad del pene y la vagina. Asimismo, existen muchos beneficios derivados de la masturbación. 

Por esto, hemos decidido hacer una recopilación de las principales frases que hemos podido oír sobre la masturbación, divididas entre mentiras y verdades.

10 mentiras y falsedades sobre la masturbación

Las mujeres no se masturban

Existe la falsa teoría de que las mujeres no se masturban, o, que no se masturban tanto como los hombres. Este mito se remonta a la época en la que la masturbación y la libertad sexual era un tabú para muchas chicas, y, confesar que se tocaban estaba mal visto. En la sociedad actual, se entiende la masturbación, femenina y masculina, como algo habitual, cotidiano, saludable y socialmente aceptado.

Causa ceguera

¿Quién no ha oído nunca la frase: «Si te tocas mucho te quedarás ciego»? Esta leyenda se remonta hace muchos años atrás, como método para evitar que los chicos jóvenes se masturbasen en los seminarios. Con ello, se buscaba hacer ver, nunca mejor dicho, que la masturbación era pecado y objeto de castigo.

Afecta negativamente a la fertilidad

Otra frase que todos hemos oído es que «la masturbación te vuelve estéril». Este mito hace referencia principalmente al agotamiento de los espermatozoides en el hombre por una masturbación constante y prolongada. El hombre fabrica espermatozoides de manera constante durante su vida, no tiene una reserva limitada de los mismos. Además, la expulsión asidua del semen mantiene limpios los conductos internos masculinos.

Por otro lado, la mujer si que dispone de un número determinado de óvulos en su organismo. No obstante, la ovulación de la mujer no está ligada a la masturbación, sino al ciclo menstrual de la misma. Dicho de otro modo, la mujer que ovula regularmente lo hace cada 28-30 días, desde la primera menstruación hasta la menopausia.

Lo que si se debe tener en cuenta es que cuando el hombre ha eyaculado recientemente, la calidad del esperma es menor, debido a que la mayor parte de los espermatozoides de calidad, con posibilidades de fecundación, han sido expulsados.

Causa disfunción erectil

La disfunción eréctil o impotencia sexual se define como la incapacidad para mantener la erección y tener una vida sexual satisfactoria. Durante mucho tiempo se asoció este hecho a la masturbación excesiva, pero, se ha demostrado que las principales causas de esta enfermedad son psicológicas (ansiedad, miedo al fracaso, inseguridad), traumáticas (fracturas de pelvis, lesiones musculares) y orgánicas (lesiones medulares, infecciones, consumo de sustancias nocivas). Por tanto, si estás sufriendo de impotencia sexual, una de las principales soluciones es la visita a un psicólogo o terapeuta sexual.

No existen juguetes sexuales para masturbación masculina

Existe el falso mito de que no existen juguetes sexuales para hombres y que todos los juguetes sexuales son para mujeres. Bueno, esto es totalmente falso, al existir una gran diversidad de masturbadores vibradores para hombres y huevos de masturbación. Si es cierto que existe una mayor variedad de juguetes sexuales para mujeres, pero, las teorías que apoyan que no hay tantos juguetes para hombres se deben a que aún no se ha desarrollado una libertad sexual en el hombre, aunque pueda sonar raro.

Dicho de otro modo, el sector de juguetes sexuales para mujeres ha avanzado varios pasos de golpe, mientras que el masculino aún es reticente a la incorporación de juguetes al ámbito sexual, por recelo, miedo, complejo y/o vergüenza.

Reduce el placer sexual

El falso mito de que la masturbación reduce el placer sexual es uno de los mitos más extendidos que aún se conservan en la actualidad. La autosatisfacción no hace perder la sensibilidad, sino que aumenta el conocimiento del placer propio, logrando descubrir cómo y dónde conseguimos más excitación. Además, muchos especialistas recomiendan la masturbación para tratar problemas como la disfunción erectil o la eyaculación precoz.

La gente en pareja no se masturba

Masturbación sexual para hombres y mujeres

La gente en pareja se masturba tanto más que la gente sin pareja. Se suele comentar que la masturbación desaparece cuando se tiene pareja, al cambiarla por sexo tradicional. No obstante, esto no es cierto, ya que la masturbación depende directamente de las necesidades de la pareja. Además, es bastante habitual que se produzca masturbación simultánea, una de las prácticas sexuales en pareja de mayor crecimiento.

También existe la teoría de que la gente que se masturba estando en pareja es a causa de insatisfacción sexual. La masturbación y las relaciones sexuales en pareja son placeres distintos y complementarios, y, no tienes que decidir entre uno u otro.

Masturbarse altera el tamaño de los órganos sexuales

Existe una falsa teoría que dice que el tamaño del pene aumenta con la masturbación. Este mito se extendió, debido a que el movimiento tradicional para la masturbación masculina consiste en desplazar la mano de arriba hacia abajo sobre el pene. Al tratarse de un movimiento que simula el estiramiento del miembro, se popularizó el hecho de que la masturbación prolongada conducía al crecimiento del miembro viril. No obstante, el tamaño del pene del hombre depende solamente de la genética.

Causa enfermedades, irritación y heridas

La masturbación practicada de modo correcto no causa ningún tipo de afección, es más, todo lo contrario. La principal causa de esta teoría deriva de una incorrecta higiene sexual y de una errónea ejecución de la masturbación. Por un lado, es necesario lavarnos las manos cuando vamos a masturbarnos, y, mantener limpios todos los juguetes sexuales que utilicemos, usando un limpiador desinfectante para juguetes eróticos. De este modo, evitamos que se produzcan infecciones en nuestros órganos sexuales.

Por otro lado, para evitar la aparición de irritación o heridas durante la masturbación, deberemos utilizar lubricantes sexuales, que mejoran notablemente la fluidez y el deslizamiento de la mano.

Provoca alopecia

La caída del cabello no está ligada a la masturbación, es más, se podría incluso plantear lo contrario. Las principales causas de caída del pelo son genéticas y de estrés, y, se ha demostrado, que la masturbación ayuda a relajarse y eliminar el estrés. Este mito sobre la masturbación guarda estrecha relación histórica con el de la ceguera. Por tanto, no te convertirás en John Locke si te masturbas.

10 verdades y beneficios sobre la masturbación

Mejora la potencia sexual y sirve para entrenar

La masturbación mejora la potencia sexual en las relaciones en pareja, ya que sirve para retrasar la eyaculación en el hombre mediante ejercicios de autocontrol, y, mejora la musculatura vaginal y fortalece el suelo pélvico de la mujer, consiguiendo orgasmos más intensos. Para fortalecer el suelo pélvico, se recomienda el uso de bolas chinas para ejercicios de Kegel.

El fortalecimiento del suelo pélvico sirve para mejorar la vida sexual, para controlar incontinencias urinarias y fecales, y, evitar el prolapso de los órganos situados alrededor del suelo pélvico.

Masturbación sexual para hombres y mujeres en pareja

Ayuda a conocerse mejor y mejora la confianza en uno mismo

La masturbación sirve para tener un conocimiento más amplio de nuestro cuerpo, como hemos mencionado anteriormente, siendo capaces de conseguir un mayor placer a través del sexo. Además, la generación de orgasmos de forma autónoma, mejora la confianza en uno mismo y el estado de ánimo.

Reduce el riesgo de cáncer de próstata

Uno de los mayores beneficios de la masturbación para los hombres es que reduce las posibilidades de sufrir cáncer de próstata. Según diferentes estudios, la eyaculación superior a 21 veces al mes está íntimamente ligada a una reducción notable del riesgo de sufrir cáncer de próstata.

La expulsión de esperma previene la acumulación de sustancias carcinógenas en la zona del glande y el interior de la uretra. Por tanto, la masturbación tiene una función de limpieza interna y mantenimiento saludable del organismo.

Mejora la calidad de la piel

La masturbación hace que el cuerpo se relaje y los vasos sanguíneos se dilaten, dando lugar a un aumento del riego sanguíneo. Este hecho tiene como consecuencia una mayor oxigenación del organismo y una mejora de la piel. Además, se segregan endorfinas y oxitocina, dos hormonas que mejoran el aspecto físico y psíquico, así como el estado de ánimo.

Reduce y elimina el dolor menstrual

El orgasmo femenino es uno de los mayores analgésicos para la menstruaciónLa oxitocina y la serotonina segregadas durante el proceso son las principales causas de este efecto analgésico. Además, aunque mucha gente es reacia, durante la menstruación se pueden mantener relaciones sexuales en pareja, y, la excitación de la mujer puede ser incluso más potente.

Logra mejorar los orgasmos

La masturbación, tanto masculina como femenina, nos permite experimentar con las sensaciones, tomar el control y probar técnicas nuevas, consiguiendo encontrar diferentes procedimientos que nos generan un mayor placer. Por tanto, si conocemos que nos gusta, podemos tener orgasmos más intensos y prolongados. Además, al controlar el cómo, el cuándo y el dónde, podemos «crear» el orgasmo perfecto.

Asimismo, esta información podemos compartirla con nuestra pareja, para conseguir relaciones sexuales más placenteras. Si hemos descubierto un modo de masturbación concreto que nos excita, quizás nuestra pareja pueda desarrollar algún método que lo mejore.

Aumenta la calidad del sueño

La masturbación es una forma natural de combatir el insomnio, ya que el córtex cerebral, responsable del pensamiento consciente, entra en estado de reposo tras el orgasmo, al eliminar el deseo sexual. Además, la liberación de endorfina, soxitocina, vasopresina y otros neurotransmisores generan una sensación de bienestar y saciedad, que tiene como consecuencia un estado de somnolencia.

Mejora la relajación y elimina el estrés

La masturbación ofrece una liberación de endorfina que ayuda a la relajación y elimina la tensión y el estrés. Esta sensación de alivio es bastante similar a la de un ansiolítico y un antidepresivo, dejando el cuerpo en un estado de tranquilidad absoluta.

Reduce el riesgo de infecciones urinarias

La masturbación reduce notoriamente el riesgo de infecciones urinarias en el cuerpo humano. En el caso de la mujer, la masturbación produce movimiento en las paredes vaginales, las cuáles expulsan fluidos y mucosidades, que arrastran las bacterias que se pueden acumular en el cuello del útero

Por otro lado, en el caso de los hombres, sucede de manera bastante similar con el semen, el cuál elimina las bacterias que se acumulan en las vías y conductos internos de la uretra.

Aporta independencia

Esta característica de la masturbación va ligada a la mejora de la confianza en uno mismo. La masturbación te permite ver que no necesitas a nadie para conseguir un orgasmo, y, que no dependes de otra persona para conseguir esa sensación de placer.

Este hecho es muy importante, ya que evita que entres dentro de relaciones de pareja tóxicas, únicamente por el sexo. Al ser completamente independiente, únicamente estás en pareja cuando de verdad la otra persona te aporta valor.

Cerrar menú